Buscar

viernes, 30 de marzo de 2018

A sólo 1 mes


A solo un mes de que cumplas 1 año de vida, facebook me recuerda que hace 12 meses estabas dentro de mi con una canción que ahora cobra mucho más sentido.

Hace un año era muy feliz, te tenía dentro, sentía cómo te movías y aún no sabía lo muchísimo que echaría de menos sentir tu hipo. Sólo quedaba un mes para verte, para sentirte, para escucharte y para enamorarme.

Carlos, hoy cumples 11 meses en este mundo. 11 meses que parece poco y mucho a la vez. 11 meses en los que te has convertido en el más importante de la familia. 11 meses en los que has vuelto nuestra vida del revés, 11 meses de los que no cambiaría ni un sólo segundo.

Ya estás hecho todo un niño. No pareces un bebé. Ya andas desde hace medio mes. Comes de todo, te encanta el pavo y el pan. Te quedas embobado con los dibujos de canciones en inglés (menos con la de «we're going on a lion hunt?, con la que lloras porque te da miedo). Tienes obsesión por coger el mando de la tele, subes las escaleras hasta el segundo peldaño, te encanta el cucu tras y que vengan a cogerte el culo, entiendes muchas cosas. Sabes donde están los nenes y la vaquita en casa de los abuelos y eres incapaz de dormirte tu solito ( tendremos que ponernos serios a trabajar ese tema porque ya no podemos casi contigo).

No quiero que pase el tiempo, me quedaría así toda la vida. Estamos pasando una época muy feliz y eso es gracias a ti.
Te queremos mucho hijo
 A + L = C

miércoles, 14 de marzo de 2018

PARAR EL TIEMPO


Justo así, justo ahora pararía el tiempo. Te tengo dormido en mis brazo, escuchando tu respiración profunda y los sonidos que de vez en cuando haces al jugar con el chupete.
Mi mejor imagen eres tu, mi mejor olor es el tuyo, mi mejor sonido es tu llanto, tu risa, tu respiración e incluso tus gruñidos.
Me hace feliz verte feliz. Tu sonrisa al verme aparecer ilumina mi día y mi noche. Y el solo hecho de verte, hace grande mi corazón.

Carlos, ya tienes 10 meses y medio casi. ¡Ha pasado todo tan deprisa!

Las palabras que te pueda dedicar no hacen justicia a lo que realmente nos haces sentir. Si bien es una época diferente a todo lo vivido antes de ti, ahora todo cobra un sentido diferente.

Sigues poniéndolo muy fácil. No te pones malo, comes súper bien y duermes del tirón. Te adaptas a cualquier espacio y te quedas con los abuelos sin ningún tipo de problema (no nos echas ni un poquito de menos cuando no estamos).

Ya comes de todo. Has probado el huevo, cocido, judias, lentejas...
En sólido aún no estás muy cómodo, pero eres un campeón y al final te comes lo que te demos.

Las clases de matronatacion van viento
en popa. Buceamos juntos, reptas por el bordillo, salpicas y chapoteas...
Tienes alucinados a todos los que están por allí y te ven desenvolverte como pez en el agua, literalmente.

Ya tienes 5 dientes, dos abajo y 3 arriba. Sigues pasándolo bastante mal con la boca, pero pronto terminará (espero)

Hoy, justo hoy, has dado tus primeros pasos. Y estoy super orgullosa de ello.

Te encanta mirar los coches por la ventana, retorcerte para mirar la luz, las vaquitas, que te cantemos «champion» al terminar de comer, la historia del pajarito con los dedos, que venga Papá a cogerte el culo y el «cucu tras».

Siento muchas veces que no lo estoy haciendo bien del todo. Me cuesta poner en práctica toda la teoría que me sé.
Te enfadas mucho cuando te quito algo de las manos que no debes tener. Tienes la mano un poquito larga y te estás volviendo un gruñoncete.

Eres sin duda alguna lo mejor de mi vida. Mi ilusión diaria, mis ganas de ser mejor.
Gracias por hacerme tan feliz. Te quiero hijo.



martes, 6 de febrero de 2018

(40+2) + (40+2) = 80+4

9 meses dentro y 9 meses fuera
Hoy se cumplen 40 semanas y 2 días desde el momento en que nos conocimos cara a nariz. Exactamente las mismas semanas y días que pasamos juntos siendo uno sólo.
Mi embarazo comenzó por sorpresa. Por mucho que lo intentaba, no podía imaginar que un bebé estaba de verdad dentro de mí, creciendo, haciéndose grande en mi tripa, formándose semana a semana. Pasé 40 semanas y 2 días aprendiendo a quererte, haciéndome a la idea de lo que sería tener un hijo, intentando imaginarte a ti e imaginar nuestra vida contigo.
Pues bien, otras 40 semanas y 2 días han pasado desde nuestra primera cita en las que he ido conociéndote, cuidándote, enseñándote, observándote, disfrutándote... y ya no tuve que aprender a quererte. Desde hace 40 semanas y 2 días te quiero de forma natural, sin que nadie me enseñe. Me sale solo. Es un sentimiento que invade todo mi cuerpo, un sentimiento que se escapa por todos los poros de mi piel, que me produce ganas de llorar de felicidad.
Un sentimiento que recoge otros tantos miles porque en estás 40 semanas y 2 días he sentido puro amor, pura felicidad, pura dulzura, puro enamoramiento, pura necesidad de ti, puro deseo de tenerte a mi lado, puro convencimiento de que te quiero con locura...
Tener un hijo no es tarea fácil, pero dentro de lo que ello conlleva, tu nos lo haces más que llevadero. Sigues en tu línea de no ponerte malito (y toco madera porque así sea), comes de casi todo y bien. Te encanta el pavo y los yogures. Los dientes te lo están haciendo pasar muy mal. Los dos de abajo ya salieron, pero  aun quedan muchos, y te hacen rabiar de dolor.
Hemos empezado las clases de matronatación en las que disfrutamos juntos, a cada cual más. Llamas la atención con tu sonrisa, pataleos y golpes en la piscina. ¡Eres genial!
Casi siempre estás sonriendo, y regalas sonrisas a la gente que te dice cositas, aunque primero tienes que observar detenidamente todo antes de coger confianza. Te has vuelto muy borricote. Te enfadas cuando te quitamos algo que quieres o cuando te montamos en el carro para salir a la calle.
Te mueves por toda la casa a tu antojo y te encanta mirarte en los espejos y mirar los coches a través de la ventana. Te pones de pie siempre que puedes, pero no andas solito. Estamos practicando con el correpasillos para la boda de los tíos, pero aún nos queda mucho trabajo.
En cuanto a los lobitos... aún nada de nada. De vez en cuando nos haces casos cuando te cantamos el palmas palmitas (ya sea en español o en ingles jajaja) y cuando quieres nos das los "give me five"
Te siguen gustando los cuentos, aunque ya no te entretienes tanto tiempo con ellos.
El pasado día 30 no escribí mi habitual entrada de cada mes, pero creo que el día de hoy merecía ser recalcalcado porque hoy se cumplen 80 semanas y 4 días de mi nueva vida.
TE QUIERO A RABIAR

A + L = C

sábado, 30 de diciembre de 2017

8 meses


Han pasado 30 días más y parece mentira que ya sean 8 los meses que llevas haciéndonos felices y dando sentido a nuestro día a día.
Hace un año, la Navidad fue diferente. Te tenía dentro pero no podía imaginarme lo increíblemente maravilloso que ibas a ser. Ni tampoco podría pensar en los sentimientos que día a día, mes a mes... despiertas en mi.
Cada noche damos gracias a Dios por lo inmensamente felices que somos y por lo increíblemente bueno que eres y sano que estás.
Eres un bebé de 10. Sigues tomando teta aunque ya sólo la quieres al dormir y al despertarte. Eres incapaz de dormirte solo. Gateas como el que más, te pones de pie siempre que encuentras cualquier apoyo aunque no te sueltas a andar. El baño sigue siendo tu momento preferido del día. Te bañas en la bañera de grandes y te encanta patalear y chapotear. ¡Lo que vamos a disfrutar en matronatacion!.
Te encanta cotillearlo todo, buscas el «ojito» en todos los muñecos, sabes que los árboles de Navidad NO se tocan y sabes perfectamente dónde está el niño Jesús de casa de los abuelos.
Eres un bebé genial. Nos haces muy felices y esta Navidad (y cada día en realidad) eres nuestra máxima ilusión.
Gracias por existir.
A + L = C

jueves, 30 de noviembre de 2017

7 MESES JUNTOS

Con solo 7 meses te has convertido en el más importante y especial sueño hecho realidad. Cada vez tengo más claro que has venido a este mundo para hacernos felices por lo que decir GRACIAS A DIOS y a la vida por el regalo tan maravilloso que nos ha hecho se queda corto.

Recuerdo el parto como algo muy bonito (el tiempo todo lo cura) y no puedo evitar emocionarme al recordar tu primer "gaaa" en aquella habitación fría donde nos conocimos por primera vez.
Siento alegría y felicidad de verte crecer, pero también impotencia por no poder parar el tiempo y miedo de lo que te deparará el futuro.

Quiero parar cada instante que pasamos juntos para poder recordarlo una y otra vez, y al mismo tiempo mi cabeza no para de dar vueltas imaginando tu futuro. Algo que me inquieta en todos los sentidos.

Eres un bebé grande y sano. Feliz. Siempre tienes una sonrisa que arranca la de los demás. Eres un poco borriquito. Aunque siempre que puedes intentas agarrarte a nosotros, ya sabes cómo dormir solito. Aguantas toda la noche del tirón. Te encantan los dibujos y los cuentos. Juegas con los juguetes, te mantienes a cuatro patas perfectamente y creo que estás a punto de gatear.
Comes estupendamente y los dientes aún tienen que esperar. No te has puesto malito nunca. Aguantas las vacunas como un campeón e irradias felicidad allá por donde vas.

No se si esto tan intenso que sentimos hoy por ti es fruto de "la novedad" de tenerte con nosotros o seguirá así durante toda la vida. Pero es que son tan fuertes los sentimientos que siento que explotan dentro de mí, que no caben en mi cuerpo, que la afectividad está al máximo nivel. Y cada mes sube un peldaño mas rebasando la línea de tope.

Cuando crezcas pasarás por muchas etapas. Nosotros, tus padres, dejaremos de ser tan necesarios. Los amigos, los profes, la novia.. irán quitándonos protagonismo, pero quiero que sepas que lo que te queremos no es normal. Es un amor que duele y cura, que angustia y reconforta, que agota y alegra la existencia...

Parecía que no lo íbamos a conseguir, y juntos llevamos siete meses compartiendo nuestro momento "teti". Nos pones las cosas muy fáciles.

Gracias por existir, por hacernos felices. Nuestro objetivo en la vida es que tu también lo seas.

Felices 7 meses Curri.
A+L = C




viernes, 3 de noviembre de 2017

38 otoños

Feliz cumpleaños mi amor
38 años cumples ya. El undécimo cumpleaños que celebramos juntos como pareja y el primero como familia.
Sabes lo muchísimo que te quiero y lo enamorada que estoy de ti.
Si que es cierto que con el estrés del día a día, sobretodo desde hace seis meses, nos tenemos un poco abandonados el uno al otro, pero poco a poco volveremos a lo de antes, cuando nos centremos con el curri, las idas y venidas del trabajo, la nueva situación.

Si tuviera que elegir a alguien a día de hoy para seguir compartiendo mi vida, tengo claro que te volvería a escoger a ti.

Te echo de menos, pero supongo que es normal, como digo, tenemos que intentar volver a lo de antes. Pero aún así, soy TREMENDAMENTE FELIZ de ser tu mujer y la mamá de  Carlos.

Formar la familia que tengo es el mejor proyecto que he hecho nunca.
Gracias por estar conmigo, por ser tu,por elegirme a mi y por ser el papá de Carlos.

Feliz 38 otoños. Te quiero muchísimo, te regalo la luna y te esperamos en casa.

FELICIDADES
A + L = C

lunes, 30 de octubre de 2017

FELICES 6 meses PARA EL BEBÉ y 456 para EL PAPÁ

El tiempo se me escapa de las manos viéndote crecer.
Carlos, hoy se cumplen seis meses desde que saliste a este mundo para hacernos mucho más felices a todos los que te conocemos. Medio año en el que todo ha girado en torno a ti.
Medio año enviando videos de tus despertares fabulosos, medio año de fotografías a cada instante, medio año de primeras veces... En definitiva, medio año de felicidad plena y amor del bueno.

Te estás haciendo grande. Ya comes fruta y desde hace una semana también verdura y pollo. Te entretienes con los juguetes, haces la croqueta, te mantienes sentado perfectamente, todo te llama la atención y la tele te deja embobado, sobre todo las canciones de DAVE & AVA (en inglés por supuesto)

 Es increíble lo que puede hacer una mamá por su hijo. Yo, que no se apenas se cocinar, que necesito dormir 28 horas al día y que soy un poco desastre para todo lo que hago, he aprendido a hacerte unos exquisitos purés, a despertarme varias veces por la noche, a no dormir siesta, a recordar tus vitaminas cada mañana, a abrigarte cuando lo necesitas, a mantener limpia tu zona de juegos...

Si los 5 meses anteriores han pasado volando, este último aún más.

El día 2 de octubre nos despedíamos en el coche para irme a trabajar después de seis meses sin hacerlo y de cinco sin separarme de ti ni un minuto.
Si hay algo que me gusta de irme, es la ilusión que te hace abrirme la puerta y verme volver.

La hora del baño es sin duda tu momento preferido del día. Te encanta dar golpetazos en el agua y agarrar los juguetes de la bañera.

Apenas conoces Guadalajara porque cada vez que salimos a la calle, te duermes. Pero cuando estás despierto te encanta ver el agua cayendo en las fuentes y seguir con la mirada a los coches y niños de tu alrededor.

El tema de dormir es caso aparte. Eres un bebe muy listo y bueno, por eso no lo estamos llevando mal de todo, pero lloras mucho cuando te dejamos en la cuna.  La "terapia" va funcionando poco a poco y aún así, lo estás haciendo muy bien.

Tu cumplemes coincide con el cumpleaños de tu papi, así que vamos a intentar que hoy sea un día muy especial para los dos.

Eres un bebé muy querido, simpático, feliz... y nos haces muy felices a todos los que te queremos.


FELICES 6 meses PARA EL BEBÉ y 456 para EL PAPÁ.